Myelom-Gruppe Rhein-Main

Última actualización: 12 de enero de 2013

Recaudación de fondos

La recaudación de fondos es el arte de conseguir los recursos financieros que necesita una organización de utilidad pública para llevar a cabo su cometido. Estos medios económicos pueden provenir del patrocinio de fundaciones, corporaciones, organizaciones gubernamentales, sindicatos, asociaciones de especialistas, organizaciones locales y particulares, o también de fuentes no ligadas al patrocinio, como la venta de artículos comerciales (postales, calendarios, etc.), regalos, actos para la recaudación de donativos, subastas, tómbolas, loterías, páginas web para la recaudación de donativos, huchas, peticiones individuales, legados, donativos de condolencia, campañas de recaudación callejera, etc.

Antes de comenzar la búsqueda de posibles fuentes de financiación, de solicitar apoyo económico, de redactar escritos petitorios o de organizar actos públicos es muy importante saber para qué se va a emplear ese dinero: por ejemplo, para fundar un nuevo grupo de autoayuda para afectados de mieloma, para la elaboración de un determinado folleto informativo para pacientes, para la subvención de un determinado proyecto de investigación sobre el mieloma, etc. Cuando usted sepa cuánto dinero va a ser necesario podrá empezar a buscar colaboradores potenciales, a organizar las tareas administrativas, a redactar listas de contactos, etc.

Un trabajo cargado de sentimientos

En muchos casos, la financiación es un trabajo cargado de sentimientos. Si usted consigue abrir el corazón de las personas explicándoles lo importante y urgente que es el trabajo de su organización para las personas con mieloma múltiple, puede apelar a su razón y dejarles claro que su donativo supone una enorme aportación a su causa. El tercer paso consiste en ayudar a la gente a abrir sus bolsillos ofreciéndoles estímulos como la desgravación fiscal del donativo y el reconocimiento público. Quizá sería interesante establecer distintas categorías de patrocinadores que determinen cuánto reconocimiento recibirá un colaborador por una aportación determinada.

Sea usted realista en cuanto a sus expectativas sobre las posibles fuentes de financiación. Éstas pueden depender de distintos factores como la extensión y la naturaleza de su proyecto, el grado de difusión de su organización de utilidad pública, la época del año, los esfuerzos recaudatorios de otras organizaciones y el tipo de fuentes que pretende usted explotar. Por pequeña que sea una aportación, envíe sin falta un escrito personalizado de agradecimiento a los colaboradores para demostrar que aprecia usted cualquier ayuda. Invíteles a contribuir con regularidad. Intente mantenerles informados regularmente sobre el estado actual y los progresos de su trabajo, así como sobre nuevos proyectos. Los escritos informativos periódicos o los informes preliminares por correo electrónico pueden contribuir a motivarles para realizar aportaciones regulares.

Inicio de página

Organizar un acto de recaudación de donativos

Si quiere organizar un acto de recaudación de donativos, asegúrese con tiempo de tener bien planeado el desarrollo del mismo y de contar con un equipo de personas a bordo, cuyas funciones y responsabilidades estén claramente definidas. Utilice un esquema habitual para la planificación de eventos con el que, una vez fijada la fecha del acto, pueda comenzar a planear hacia atrás, desde el momento del evento hasta el momento actual, para estructurar el tiempo a lo largo de las semanas hasta la fecha señalada. Sea realista en sus cálculos de cuántas cosas va a ser capaz de solventar por cada semana de preparativos.

Considere la posibilidad de la colaboración de voluntarios y ruegue a sus colegas y otros miembros que les pidan ayuda a familiares y amigos, para que el acontecimiento sea un éxito. Intente ser original. Los eventos más interesantes encontrarán más apoyo y podrían resultar atrayentes incluso para los medios de comunicación locales. Si lo adecuado para su región no es un evento deportivo, un concurso artístico abierto o una función musical podrían ser un buen comienzo. Piense en la posibilidad de involucrar a personalidades famosas para aumentar el interés de la opinión pública.

Utilice los contactos con los medios de comunicación y piense en que puede estar orgulloso de lo que está haciendo. Al fin y al cabo, no está pidiendo donativos para sí mismo, sino que el dinero que recauda se emplea en su labor en favor de los intereses de los pacientes con mieloma. Intente que el acto sea agradable para todos los participantes y no olvide valorarlo a posteriori. Puede llevarse a cabo una pequeña encuesta o entrevistas telefónicas con algunos participantes escogidos, o bien una reunión del comité organizador, para recoger la información necesaria que permita que futuros actos tengan todavía más éxito.

Sea cual sea la vía de recaudación de fondos que escoja, aténgase siempre a las disposiciones legales vigentes y sea meticuloso con el registro de los datos y con el modo en que se emplean los donativos en determinados ámbitos. Y por último: nunca infravalore la predisposición de las personas a hacer donativos.