Myelom-Gruppe Rhein-Main

Última actualización: 12 de enero de 2013

Preguntas formuladas con frecuencia

¿Es muy frecuente el mieloma múltiple?

El mieloma múltiple es la segunda enfermedad maligna de la médula ósea más frecuente y pertenece al grupo de los linfomas no Hodgkin. Es un cáncer relativamente poco frecuente que supone el 1% de todas las enfermedades oncológicas y provoca alrededor del 2% de todas las muertes causadas por cáncer. Según los cálculos del Registro Europeo del Cáncer, todos los años 21.420 personas enferman en Europa de mieloma múltiple, y unas 15.000 fallecen por su causa. Actualmente, viven en Europa con esta enfermedad unas 60.000 personas (UICC).

¿Quién se ve afectado con mayor frecuencia?

La mayor parte de los pacientes con mieloma múltiple tiene más de 60 años. De este dato se extrae la conclusión de que la probabilidad de enfermar de este tipo de cáncer aumenta con la edad. Eso no quiere decir que no haya personas mucho más jóvenes que padezcan un mieloma múltiple.

¿Tiene cura el mieloma múltiple?

En el mieloma múltiple sólo es posible una curación permanente en caso de una afección localizada en un solo punto (mieloma múltiple/plasmocitoma solitario) y en pacientes más jóvenes tras un transplante alógeno (de otra persona) de médula ósea. Por lo demás, con los tratamientos actuales, el mieloma múltiple no tiene curación. La finalidad del tratamiento por tanto es prolongar la vida y optimizar su calidad.

¿Cuál es la esperanza de vida para las personas con mieloma múltiple?

La esperanza de vida media a partir del diagnóstico se calcula a menudo en unos cinco a ocho años. No obstante, se trata tan sólo de valores medios; la esperaza de vida puede ser por tanto mucho mayor. Según un estudio del Registro Europeo del Cáncer (2002) sólo alrededor de un tercio de los pacientes con mieloma múltiple vive más de cinco años.

Inicio de página

¿Se trata de una enfermedad contagiosa o hereditaria?

El mieloma múltiple no es contagioso.

Aunque los parientes en primer grado (padres/hermanos) de los pacientes con mieloma múltiple a tienen una mayor probabilidad de enfermar ellos también, no es una enfermedad hereditaria en sentido estricto.

¿Cómo tengo que interpretar los "datos sobre el pronóstico"?

Le rogamos que tenga siempre en cuenta que con un mismo diagnóstico puede haber evoluciones muy distintas de una enfermedad y posibilidades de tratamiento muy diferentes. Aunque las estadísticas tienen una importancia fundamental para la evolución de la propia enfermedad, no se debe cometer el error de sobrevalorar o interpretar incorrectamente su significado y perder por ello la esperanza.

A este respecto queremos aclarar un término: uno de los datos que aparece con regularidad es la esperanza de vida media. Una esperanza de vida media de, por ejemplo, cinco años no quiere decir que sólo le quedan a uno cinco años de vida, si no que la mitad de los pacientes sobrevive más de cinco años. Dentro de este grupo de pacientes que alcanzan la media (valor medio) también se encuentran aquellos que pueden estar incluso curados y por lo tanto tienen en principio una esperanza de vida normal.

Además, los resultados de los estudios sólo tienen validez para el pasado. Como la recogida de datos, por lo general, no es del todo reciente, no han podido tenerse naturalmente en cuenta los avances terapéuticos más actuales que mejoran las probabilidades de curación. Por otra parte, los estudios se refieren siempre solamente a un subgrupo determinado de pacientes. La totalidad de los pacientes no puede ser incluida nunca del todo en ningún estudio. Cada persona reacciona de manera muy individual a los medicamentos y a otras medidas. Por lo tanto, el pronóstico, basándose por ejemplo en determinados factores de riesgo, sólo puede establecerse para cada caso concreto. Por este motivo, la entrevista personal con su médico es insustituible. Pese a todo, la evolución posterior real de su enfermedad no puede preverse en detalle.